martes, 7 de octubre de 2008

Reseña: Historias extraordinarias de Roald Dahl


Los millonarios, ya se sabe, se aburren mucho, especialmente si han heredado su fortuna y jamás han dado golpe. Ese era el caso de Henry Sugar, cuyo máximo entretenimiento cosistía en ver cómo subían y bajaban los valores en la Bolsa. Un tipo la mar de corriente, sino fuera porque un día, apartado de una partida de canasta por falta de pareja, acabó adquieriendo un extraordinario don: ver con los ojos cerrados. Los demás personajes de este libro tienen también alguna rareza que les distingue de sus semejantes. Como el tipo estrafalario y pedante que hace auto-stop y acaba demostrando a su compañero de viaje que es el verdadero rey de un oficio sin par. O como ese chico, veraneante en una isla del Caribe, que es capaz de comunicarse con los animales. Claro que a veces lo extraordinario también puede ser terrorífico, como ocurre con los dos jovenzuelos sin escrúpulos que salen a pasear un sábado por la mañana armados de un rifle del 22. Nada es lo que aparente, nada puede ser lo que parece ser, pero cuando lo cuenta Roald Dahl, todo acaba siendo posible.

Por regla general, no me suelen gustar las historias cortas. Me da la impresión de que en ese tipo de relatos, el final acaba cuando la historia se empieza a poner interesante. Así me quedo siempre con una sensación muy agridulce.

Y, curiosamente, este libro está compuesto de historias cortas. Cada una con su magia y su encanto y todas "extraordinarias" de una manera o de otra.

¿Por qué me compré este libro si no me gustan? Por el autor, Roald Dahl. Habrá a quien no le suene este nombre, pero si hablo de Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante o Matilda, me seguiréis. Además no era demasiado caro, así que en vez de un cómic, esta vez me llevé un libro.

Son siete las historias que forman este libro. Si bien se podría pensar que todas tienen algún elemento fantástico, nada más lejos de la realidad. De hecho, sólo tres de éstas tienen "algo" irreal.

Las historias son:
  • El chico que hablaba con los animales

  • El autostopista

  • El tesoro de Mildenhall

  • El cisne

  • La maravillosa historia de Henry Sugar

  • Racha de suerte

  • Pan comido

La historia que destacaría entre todas es Racha de suerte, que es autobiográfica, en la que el autor cuenta como llegó a ser escritor. Aunque ahora estoy estudiando traducción, mi sueño es llegar a novelista, así que la historia me resultó inspiradora. Y creo que la recomendaría a cualquiera que le interese el tema o la vida d Roald Dahl. Cuenta un poco como concibió alguna de sus historias y algo de su infancia, lo que ha hecho que me apetezca leerme otros libros suyos también autobiográficos, como Volando solo.

El relato que menos me gustó curiosamente fue Pan comido, pero La maravillosa historia de Henry Sugar es interesante. Me recuerda un poco a un libro de cuentos que me compré hace bastantes años: Cuentos para jugar, de Gianni Rodari. Historias con finales ¿extraños?

El libro lo publica Anagrama y cuesta unos 6 euros. Es cortito y las historias son interesantes. Es bueno, sobre todo, por si no tenéis demasiado tiempo libre para leer, porque se los relatos se leen a ratitos. De hecho, el de Racha de suerte se lo leí a mi madre en voz alta en el coche -y le gustó.

2 comentarios:

Greyback dijo...

Saludos desde WORLDS ALTERNS, aqui namas dandome una vuelta por tu blog, ya que me estoy empezando a adentrar al mundo del anime y manga, ahi sitienes tiempo visita mi blog para ponernos en contacto

Silvertongue dijo...

me encanta este autor, y este libro me sorprendió gratamente. Muy muy recomendable ^^